El cañón de ozono para limpieza y desinfección

El cañón de ozono para limpieza y desinfección

La reciente crisis sanitaria por Covid-19, ha provocado que cada vez sea más habitual la adquisición de cañones de ozono, para desinfectar todo tipo de negocios y recintos industriales. Siendo la desinfección diaria con ozono una buena opción para volver a poner en marcha el pequeño comercio y la industria hotelera.

Debido a su poder oxidante, el ozono es un eficaz fungicida, que desinfecta de una forma efectiva, eliminando bacterias, gérmenes, hongos y otros microorganismos como el coronavirus Covid-19, frenando su propagación. Además  no deja residuos,  ni  subproductos tóxicos ya que se descompone de forma rápida en oxígeno y dióxido de carbono.

¿Qué es el ozono?

El ozono (03) es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno, que podemos encontrar en estado natural, en forma de gas en el habiente. Aunque las moléculas de ozono se encuentran en el aire, éstas no se pueden utilizar para desinfectar, debido a su baja concentración. Para conseguir esta función desinfectante, necesitamos de un cañón de ozono o también conocido como ozonizadora, para conseguir generarlo en grandes concentraciones,de una forma artificial.

¿Por qué desinfecta el ozono?

El ozono desinfecta debido a que está compartiendo los electrones entre tres átomos, la molécula resultante tiende a captar electrones de cualquier compuesto que se le aproxime, lo que le convierte en un fuerte oxidante. Así, al captar electrones de otras moléculas, las oxida hasta destruirlas, siempre y cuando la concentración de ozono y el tiempo de contacto sean suficientes.

Desinfección rápida y a buen precio

El ozono al tratarse de un gas, llega a cualquier rincón, reduciendo el tiempo y esfuerzos en la desinfección, especialmente en superficies como tapicerías y tejidos, o en lugares de difícil acceso con otros medios. Los tratamientos con ozono ayudan a renovar y oxigenar el aire de espacios cerrados, eliminando olores, también se puede aplicar en el agua, evitando así la utilización de cloro.

Cañón portátil de ozono

¿Dónde podemos desinfectar con ozono?

Es recomendable su utilización, en lugares que concentren un tránsito elevado de personas, como pueden ser hoteles, hospitales, gimnasios, grandes superficies, oficinas, salas de reunión, pabellones deportivos y cualquier instalación en la que se reúnan gran cantidad de usuarios, ya que el tratamientos con ozono desinfecta el ambiente, superficies y tejidos. Además, el ozono consigue desinfectar los sistemas de ventilación.

El ozono lleva muchos años utilizándose para la limpieza de vehículos, gracias a sus capacidades desodorantes y de desinfección de tejidos, además de poder limpiar los conductos de aire. Por estos motivos es muy recomendable usarlo en autobuses de línea, trenes, vehículos de cuerpos de seguridad y bomberos.

Limpieza con ozono en vehículos

El ozono es un buen aliado en la industria alimentaria, gracia a su poder fungicida, sustituyendo al uso de productos químicos, en los procesos de lavado de alimentos como pescados, carnes, frutas, verduras u hortalizas, garantizando la eliminación de bacterias como la salmonella.

¿Cómo funciona un cañón de ozono?

Los cañones de ozono, convierten las moléculas de oxígeno del el aire en ozono (O3), a través de una reacción química. El generador de ozono se conecta a la corriente y después deberemos fijar un tiempo de exposición en el temporizador, dependiendo de los metros cúbicos del lugar a desinfectar.

El cañón toma el oxígeno del aire y lo inyecta en el interior del generador de ozono, donde a través de una descarga eléctrica, se rompen los enlaces de las moléculas, para dejar paso a dos átomos de oxígeno libres, que buscan asociarse con una molécula de oxígeno, que no ha sido dividida para formar así el ozono.