CERRAJERIA

CERRAJERIA 

El oficio de la cerrajería se dedica a la reparación e instalación de cerraduras, candados y cilindros. Se trata de un oficio igual de antiguo que la propia civilización, siendo la seguridad lo más importante. Las cerraduras y los herrajes son los elemento básicos para realizar este oficio.

Tipos de cerraduras

La cerradura es un sistema de seguridad y control de accesos, que se incorpora a puertas, ventanas, cajones, armarios o cualquier lugar donde queramos impedir su apertura. A medida que la sociedad evoluciona este mecanismo también avanza con ella, habitualmente se acciona mediante una llave, pero en la actualidad disponemos de un amplio abanico de opciones como, tarjetas, combinaciones, sistemas bluetooth, etc.

  • Cerraduras para embutir. Se encastan dentro de la puerta, ya sean metálicas o de madera.
  • Cerraduras de sobreponer. Su instalación se realiza por encima de la puerta y se fija por la parte interior de la vivienda.
  • Cerraduras multipunto. Se diferencian del resto de cerraduras por que dispone de un mayor número de puntos de fijación, aumentando con esto el nivel de seguridad.
  • Cerraduras electrónicas. El mecanismo actúa mediante un impulso eléctrico y se utiliza para su apertura una tarjeta, huella o código, actualmente muy utilizadas en hoteles o edificios de oficiales.
  • Cerraduras tubulares. Utiliza el picaporte como mecanismo de acción, sistema utilizado en pomos y manetas.
  • Cerradura de borjas. Se diferencian del resto por su mecanismo de accionamiento de tipo resbalón y por el uso de llaves escalonadas de latón o níquel.

Tipos de herrajes

Denominamos herrajes a los complementos metálicos mecanizados necesarios para la instalación de puertas o ventana, también son usados en muebles y cancelas metálicas. Los más habituales suelen ser:

  • Bisagras.
  • Pernios de puertas o ventanas.
  • Guías correderas.
  • Sistemas de cierre.
  • Pasadores o cerrojos.
  • Bloqueadores de seguridad.
  • Cierrapuertas.
  • Candados.