Filtrar búsqueda

filtros habilitados:

    PROTECCION OCULAR 

    Los ojos son órganos delicados que no soportan nada bien las lesiones, y muchas veces, los daños pueden ser permanentes.

    En el mercado se pueden encontrar diversos dispositivos que tienen la capacidad de protegernos de agentes que pueden dañarnos los ojos. Incluyen gafas de protección divididas en varios tipos: si cubre solo los ojos, o parte de la cara o la cara entera, u otras partes de la cabeza.

    Protección ocular en entornos industriales

    Hay diversos tipos de causas que pueden provocar lesiones en los globos oculares:

    • Partículas tales como el polvo suspendido, agentes de suciedad, elementos metálicos, astillas de madera... son partículas que surgen a raíz de actividades como esmerilar, usar sierras, usar cepillos para pulir, o usar herramientas, maquinaria y equipos eléctricos.
    • Rociadas de productos químicos tales como disolventes, pinturas, líquidos calientes u otras soluciones peligrosas pueden causar daños significativos.
    • Quemaduras, por focos muy fuertes de luz: por ejemplo, pueden ser producidas por la exposición a la soldadura, a rayos láser o a otras fuentes de luz.

    Tipos de filtros oculares según la normativa europea

    Además de la catalogación "CE" conforme a lo expuesto en el Real Decreto 1407/1992, también son obligatorias las marcas que identifican el grado de protección para el caso de oculares filtrantes.

    Las normativas europeas insisten en asegurar una protección contra impactos de variable intensidad, radiaciones (de más de 0,1 nm), metales fundidos y sólidos calientes, gotas y salpicones, polvo, gases, arcos eléctricos de cortocircuito, o cualquier combinación de estos riesgos.

    Algunas normas a nivel europeo son:

    • EN 166 Protección individual para los ojos.
    • EN 169 Protección para soldadura.
    • EN 170 Protección para prevenir los rayos ultravioletas.
    • EN 171 Protección contra infrarrojos.
    • EN 172 Protección contra radiaciones solares.
    • EN 207 / EN 208 Protección contra radiaciones de láser.